martes, 9 de junio de 2009

UN SOL QUE ENFRÍA Y OSCURECE

...

...
Bajo un rayo de sol negro en mi retina,
La noche del tiempo impone su fragancia;
Dormita el sentido en la insignificancia
Un sueño de negra luna sibilina.

Mientras duerme el amor su pasión divina,
Monta sediento Don Dinero su corcel,
Con espada, yelmo y catártico lebrel;
Con pies de barro y perfume de letrina.

Este corazón alegre que padece,
Es un corazón que ríe mientras llora;
Que boga sobre un desierto que fue otrora

Un oasis de alabanza y alegría.
En la noche del sentido muere el día,
¡Ay…! y nace un sol que enfría y oscurece
...
Río Gallegos, 08 de junio de 2009
© Todos los derechos reservados
...

6 comentarios:

I AM dijo...

Consentido Don Dinero, que compra al amor dormido y duerme a la razón, y en la noche del sentido, sin sentido muere el día y nace un sol.

Besoss
PD.: Me encantó tu comentario a mi anterior comentario.De Yin a Yan, de Cóncavo a Convexo, de Complemento a Complemento, de Hombre a Mujer, ancestrales, instinto, salvajes, en estado puro.

Más besos para ti

SILOE dijo...

Hermosa composición... muy lograda, siento envidia de tu metrica, yo nunca la tengo en consideración, creo que me revelo contra la gramatica cuando de medir se trata.
Un beso, Reme.

Luis dijo...

Gracias por tu comentario I Am. Son siempre bienvenidos.
Un beso transatlántico...

Luis dijo...

Hola Reme:

No te preocupes por no trabajar la rima. La rima es un ejercicio que se consigue con voluntad y constancia. Pero esto no es lo más importante en un soneto. Lo más importante es “el sentido”, “el significado”, que debe ir en concordancia, de la mano, con la rima. Allí esta, creo, la clave.

Pero tampoco la rima y el sentido “solos” hacen a un buen soneto.
El sentido debe bucear las entrañas del Ser y en profundidad. Y en la medida en que esta profundidad sea mayor, mayor será la significancia que tendrá el poema. “Rima, sentido y profundidad del sentido”, todo en armonía, musicalidad y concordancia, hacen para mí a un buen soneto (Sé que esta es un síntesis muy riesgosa pero “Mutatis mutandi” se entienderá).

Recapitulando: la rima es una técnica, como lo es el manejo del cincel en la escultura. Pero de allí a lograr un David o un Moisés…pues hay un trecho bastante largo.

Hace falta tener el “Óleo sagrado de Samuel” Y ese óleo sagrado no se consigue por la práctica, no se logra por la pura voluntad o tozudez. Llega o no llega. Se tiene o no se tiene. Es una gracia del Ser que pide significación y elije a quien dársela; quien será el instrumento para cumplir ese mandato. Quien será el demiurgo, el intermediario.

A veces me preguntan porque escribo sonetos ¡¿Y por qué no?! les contesto.

En mi caso particular los escribo, y de tanto en tanto, porque me exige gran economía en el lenguaje (dado lo acotado de su espacio-tiempo poético. Catorce versos generalmente endecasílabos), me exige desechar lo innecesario, lo inútil (la pura charlatanería insignificante) e inversamente, irradiar el máximo de sentido posible, de significancia: la fórmula “Menos es más”

Es soneto es como un paño húmedo. Debe despojarse del agua que contiene en exceso para que sólo quede en su trama la humedad que lo defina como un “Paño húmedo” y no un “Paño empapado”.

Y para lograr esta humedad, es necesario estrujar el paño, y estrujarlo al máximo para que quede el agua estrictamente necesaria, aquella sin la cual dejará de ser un “Trapo húmedo” para ser uno seco. Quedarse con lo vital, lo verdadero, lo auténtico, lo necesario. Vale decir: con la esencia.

Y la esencia en el lenguaje, y en especial en el poema, es la que le devuelve a la palabra su sentido, su significancia, su lugar originario; función ésta que le cabe al verdadero, al auténtico poeta.

¡Oh, Reme, qué hora es ya…¡

Creo que esta vez me excedí. Hice todo lo contrario de lo que predico para el soneto. Pido disculpa por ello.

Te agradezco una vez más que puedas expresarte en este espacio, el que está abierto para ti y para todos aquellos amigos que deseen hacerlo en libertad… con sana crítica, y sin ningún tipo de censura.
Gracias Reme y un beso poético desde las américas

SILOE dijo...

Mi estimado Luis:
No te extendiste, para nada, o es que yo me siento tan complacida leyendo tus explicaciones que se me hacen cortas.
Es cierto y te doy la razón en que si se trabaja un texto y se "pule" puedes conseguir rima, y no lo niego a demas de acusarme de negligente al no hacerlo, lo que me sucede es que de niña en clases de gramtica y literatura nos "castigaban" tanto con la literatura clasica la metrica y los dichosos endecasilabos que los aborreci... asi de simple... no es excusa, pero tengo mi tiempo muy recortado y cuando me siento frente al teclado o agarro un lapiz para apuntar una idea escribo de seguido siguiendo mi sentimiento del minuto y luego intento corregir, pero es que NO ME GUSTA CORREGIR... quiero decir que comenzar a limar y pulir es restar sentimiento a un momento de inspiracion o de sentimiento...
No sé si consigo que me comprendas, casi elegi ciencias en mi profesión por esa misma razón...
En fin que lo tengo presente y promento intentarlo...
Un placer dialogar contigo, Reme.

Tuti dijo...

Perfecto soneto que nos regalas en concordancia y significación del vacío cuando sólo se tiene dinero.

Muy fuerte mi abrazo y gracias por hacer parte de este mundo con tu palabra.

Anna Francisca