jueves, 11 de junio de 2009

HIDE & SEEK, o DEL CÍRCULO PERFECTO

...

...
Dios juega
A las escondidas con nosotros.

Desde algún lugar nos llama,
Pero…
Desde dónde...

Cuando creemos escuchar su voz,
(La presunción es nuestra)

Corremos a su encuentro
Con los brazos abiertos;

Pero su voz se muda…,
Se silencia.

Sólo escuchamos el eco de sus pasos
Que se alejan
(En la penumbra de un espacio
Que intuimos limitado).

Y hacia allí vamos
Repitiendo el mismo desengaño...,
Con los brazos abiertos;
La misma incertidumbre...,
Con los brazos abiertos;

La misma desazón...,
Con los brazos abiertos.

Nuestros rostros expectantes,
Implorantes de Dios,
Buscan con los brazos abiertos,

Pero Dios…
Dios no se muestra;

Dios juega a las escondidas con nosotros,
Mantiene su misterio,
Guarda su último secreto,
La razón primera,
¡La fórmula absoluta!
El eslabón oculto que engarza los extremos:

El Círculo Perfecto.
...
Río Gallegos, 12 de junio de 2009
© Todos los derechos reservados
...

8 comentarios:

Norma Segades - Manias dijo...

Es toda una condena esto de andar la vida en busca de una voz que no nos nombra. Bellísimo poema. Gracias

I AM dijo...

"..Juega a las escondidas con nosotros,
Mantiene su misterio,
Guarda su último secreto..."

Donde guardarías tu algo que no quisieras que encontraran?... Sabes, creo que la lógica ha demostrado que el escondite perfecto es a la vista, parados frente a la evidencia, no somos capaces de verla.

Creados a su imagen y semejanza donde si no en nosotros mismos iba a estar mejor escondido..siempre a nuestro alcance, siempre intocable

Besos infieles..

Luis dijo...

Norma, muchas gracias por tu afectuoso comentario.

Luis dijo...

Gracias I AM.
Coincido contigo.
Es adentro nuestro donde el Ser anida.
Alguien, cuyo nombre prefiero callar, dijo: la fuente mana cuando cesa la búsqueda, calla la palabra, se oscurece la imagen, se aquieta el deseo, enmudece el signo.

¡Oh, cristalina fuente
si en esos tus semblantes
formases de repente
los ojos deseados
que tengo en mis entrañas dibujados! (S. J. de la C.)

(Bienvenidos sean los furtivos besos...)

SILOE dijo...

Dios como la felicidad no se esconde, esta dentro de nosotros mismos, por eso no lo vemos...
No miramos en nuestro interior, lo buscamos en las cosas, siquiera en las personas, por eso no lo vemos....
Tu mira la cara de un pobre, en el encontraras a Dios... mira los ojos de un niño... allí esta El...
Me encanto leerte, es siempre un azicate para la conciencia..
Un beso, Reme.

Luis dijo...

Hola Reme. Todas las cosas esconden su misterio, una primera realidad, una esencia… que se oculta detrás de las apariencias del fenómeno y que el poeta necesita develar, dar a la luz (poiesis): el rostro de un niño, los ojos del pobre, un contenedor de basura en la calle, los perros que escarban, una pasaje desierto...
Unir todo estos “fenómenos”, tan "aparentemente" disímiles, en una trama de sentido, es la tarea del poeta esencial: Devolverle a las cosas su lugar originario desde donde nunca deberían antes haber emigrado.

Menciono en el poema el misterio que oculta la divinidad: “su último secreto” “la fórmula absoluta” “la razón primera” “el eslabón que engarza los extremos”… que tanto lleva a los humanos a descifrar, para llegar a su entendimiento, inteligibilidad final; para darle un sentido absoluto, originario y unívoco.

Pero el hombre no puede avanzar más que hasta un cierto límite. El límite que le impone la PARADOJA; signo- significante tan humilde y que esconde sin embargo, un sentido divino, “revolucionario”, con efectos demoledores para la soberbia diosa Razón.

Gödel, con su famoso teorema, demostró, sin ningún tipo de dudas, que el hombre de ciencias jamás llegará a descifrar el enigma, a ser dueño de la fórmula absoluta. Y la razón de este impedimento es, justamente, la PARADOJA, la que se le interpone en el camino. Una especie de freno o guardián divino que le dice al insaciable hombre de la pura razón:

“¡Epa, epa…amigo” Pare Ud, a dónde piensa que va ¡Stop…stop!. No sabe que le está vedado traspasar este límite?”

Si lo de Einstein, con su Teoría de la Relatividad General fue un sacudón en la física, lo de Gödel fue un “terremoto” Dijo más o menos esto:

“Jamás podrá el hombre llegar a construir el modelo absoluto que todo lo contenga, explique y fundamente ¡Jamás!”

Fue un mazazo en plena nuca al conocimiento insaciable y soberbio, a la diosa razón que todo lo puede, que pretendía ir de lo simple a lo complejo y llegar a la verdad suprema. Pues con Gödel todo esto se vino abajo. ¿Alguien puede negar ahora que detrás de la PARADOJA está escondida la mano traviesa de un Dios?

Reme, si te interesa comprender de manera sencilla el teorema de Gödel te invito a que ingreses a este sitio que te llevará de la mano de manera cordial y sencilla: (te lo escribo con espacios después de cada barra (/) porque si no el mensaje no me lo toma. Pero va SIN espacios).

www.dgdc.unam.mx/ Hipercuadernos/ Godel/ Intro.html

Un beso amiga y gracias por tus comentarios (perdóname los excesos)

SILOE dijo...

No me parecen excesos en absoluto...
Estos días estoy escribiendo mucho sobre filosofia "mi filosofia de la vida", me explico.. tengo a mi suegra muy enferma de cancer de pancreas y la cuido yo en casa, eso esta removiendo los cimientos de mis creencias más profundas, ya ves, mujer catolica de fe profunda,( creo), esta situación tan delicada me hace mirar el mundo por dentro de una forma especial, no por la enfermedad en si que debido a mi profesión conozco, sino, por lo que provoca entorno ... las reacciones de las gentes que crees conocer y que te sorprenden de forma escandalosa... y muchas cosas más que va abriendo riadas de sentimientos encontrados en mi mente.
Muchas gracias por añadir la direccion que por supuesto pienso visitar a poco que tenga unos minutos, hasta hoy solo asomo un ratito diario por que necesito estos minutos de retiro para desconectar de algo tan tremendo que ahora mismo rodea mi dia a dia..
Un beso y muchas gracias...Reme.

Fernanda dijo...

Sí, puede ser... Dios "juega" a las escondidas con nosotros, pero ¿quién juega a esconderse sin la intención de ser encontrado?
Sabe que somos curiosos, que con el más mínimo indicio de alguna suspuesta existencia, corremos al asecho de la prueba concreta que nos afirte el efímero sentimiento de haber escuchado su voz; "pero su voz se muda..., se silencia/ Sólo escucamos el eco de sus pasos/ que se alejan/ (en la penumbra de un espacio/ que intuimos limitado)", y de vuelta al círculo perfecto...
Es que quizás esta historia es circular porque no la hacemos lineal nosotros mismos... buscamos pruebas irrefutables de haber escuchado verdaderamente la voz de Aquel que se esconde. y ¡qué importa encontrar pruebas! Si yo Le oí, qué importan las puebas... cosa que los "hombres de ciencia" no entienden, cosa que los hombres letrados no entienden, buscan constantes pruebas de otros hombres para continuar o no con cierto tema.
Después de aquel golpe en la nuca en manos de Gödel nadie quiso seguir investigando el asunto, porque las pruebas estaban a la vista... ¿a vista de quién, si la vista es un sentido subjetivo?
Ah... se me fué la idea, me desconcentré...
Quizás, luego seguiré.
Saludos desde el vecino país.
Algún día conoceré la Argentina desde cerca.
Fernanda.