jueves, 25 de junio de 2009

FARRAH FAUCETT ( O la Muerte que anida)

...

...
Llega como un recordatorio,
Una simple frase:
Recuerda que vas a morir

Llega para que sientas tu propia muerte,
La del otro que se aleja y se oculta
En la incierta bruma de la nada.

Llega para que veas extender tu propio brazo,
En un gesto implorante, en un intento inútil,
Donde todo se desgrana como en sueños.

Llega para que veas tu propio pedestal,
E invitarte a descender los frágiles peldaños
Que tú mismo has construido.

Llega para que veas tu propio error,
E invitarte a desandar tu abismo,
El que tú mismo has elegido.

Llega para que veas tu propio absurdo,
Simulado en constante huida ,
En alocada prisa,
En febril divertimento.

Llega para que veas tu propia condición
Y abraces la inexorable Ley
Que homologa al hombre y al insecto.

Llega para que veas…
¡Ay...!
Para que veas preguntándote a ti mismo,
Como a un impertinente más:

¡¿POR QUÉ…?!

Y allí estarás,
Temblorosamente suplicante,
Como un doliente que se ha negado a ver
Y que de pronto todo lo comprende.

¡Ja!
¡Y entonces qué!
...
Río Gallegos, 25 de junio de 2009
© Todos los derechos reservados

...

1 comentario:

SILOE dijo...

Nada hay en el mundo más seguro y cierto que todo aquello que nace ha de morir...
Por eso el absurdo de nuestra carrera por conseguir más, por acumular no se que cosas... es un tremendo desperdicio no disfrutar del sol, del mar, de los amigos, del amor, es casi diria un pecado contra la humanidad, por que no hay nada, si no es el amar, que merezca nustro insomio.
Acabo de conocer que murio tambien Michael Jackson, un genio de la musica como el se difumina bajo la parafernalia de lo ambiguo y lo estrambotico, pero asi se entiende que la muerte no respeta ni genio, ni dinero, ni belleza, y que por ello tenemos mas delito si no disfrutamos de la vida.
Un besito de esperanza, Reme.