miércoles, 21 de abril de 2010

IDENTIDAD (O cuando los conceptos se diluyen)

...

...
¡¿A quién crees que encontré en la sala de espera?!
¡A Barby!
La vi y me acordé de vos.
Me levanté para saludarla y cuando le dí un beso... me acordé de vos.
La toqué para sentirla real… ¡Y te sentí a vos!
Hablamos un ratito y me pareció ver que algo tuyo irradiaba de ella.
Al despedirme le dije ¡Chau Julieta! y me sentí felíz.
...
¡Hacía tanto tiempo que no te veía ni te daba un beso!
....
Río Gallegos, 21 de abril de 2010
© Todos los derechos reservados
...

2 comentarios:

SILOE dijo...

Que estraño leerte asi...
las cosas más simples son las que nos suelen aportar mayores satisfacciones.
Un besito, Reme.

Antonio Misas dijo...

¡Está muy bien!
Luís, esta muy bien, te deja con la duda de si a quién vió era realmente a Julieta o era a Barby que le recordaba a Julieta y está como loco por encontrarse con Julieta.
Muy bueno Luís.

Un abrazo