lunes, 29 de marzo de 2010

REBASAMIENTO




¿Por qué sufrir este letal desgano
En el que muero triste, solitario,
Con su ancestral locura, su falsario,
Y en el que soy mendigo y soberano?

¿Por qué el no ser, como fatal testigo;
Que calla y que reprime lo que niego;
Teje y desteje un dogma rebañego
Y anuncia dentro mío al enemigo?

¿Cómo purgar esta vulgar fragancia
Que es un estigma y a su vez un signo
(Como en Caín, modelo de arrogancia)

Que me define por falaz e indigno?
¿Cómo llegar a ser en abundancia
Y rebasar lo noble y lo maligno?
....
Río Galegos, 28 de marzo de 2010
© Todos los derechos reservados
...

1 comentario:

SILOE dijo...

Tu poema me recuerda la orilla del mar... La ola sabe que su fin esta en la orilla pero no puede evitar ir a buscarla...
Quiza si buscaramos tan solo las pequeñas cosas de la vida como modo de satisfacer nuestras almas no doleria tanto...
Recreate en un amanecer, la tibieza del sol, la sonrisa de un niño... y por unos minutos olvida el dolor, el hambre, la angustia..
Si no se hace asi, no tendremos respiro, ni calma, ni fuerzas para seguir dudando.
Un abrazo, Reme.