lunes, 21 de diciembre de 2009

"MUTATIS MUTANDI" (O de la sacralidad amordazada)

...

...
El arbolito,
Sus luces destellantes.

Y de pronto…

¡Lo repentino!

La simpatía desbocada,
El amor al prójimo,
El entusiasmo vespertino.

¡Feliz Navidad y prospero año nuevo!

¡Já…!
Paparruchadas del vacío
Que lastiman al oído

Sin entender camino solo,
Las manos entrelazadas,
El corazón amordazado.

Arbolitos y luces titilantes;
El gran desatino:
Cuarenta grados a la sombra
Y la nieve que refresca entre los pinos.

El eterno retorno de lo mismo,
Repitiendo el absurdo,
Sin raigambre,
En diciembre;
Con los tíos y las tías,
Cada trescientos sesenta y cinco días.

El eterno retorno de lo mismo;
Con solemne asentimiento,
Con sonrisas dibujadas,
Con el dolor y el silencio.

¡Sí…, acepto! ¡Pero niego!
¡La misma apología!
¡El mismo lobo estepario en la ciudad de la agonía!

El eterno retorno de lo mismo,
¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

¡Alegría! ¡Alegría!
Mítica alegría

¡Já…!
Paparruchadas del vacío,
Del cansancio,
Del hastío;

Del sutil aturdimiento,
Del viento Eclesiastés;
Sin discernimientos,
Sin parresía ni parresisatés.

Con un Dios de baratija,
De límites finitos;
Objeto de consumo,
Adorno pequeñito;

Con encuentros amarillos
De burbujas carcajadas,
Con brindis a horcajadas
Y beso a cigarrillos.

¡Dios…!
Que es mi silencio,
La ausencia inexplicable,
La carencia de palabras,
La paradoja infinita...

Como un Dios de circunstancias,
Como nada relativa,
¡Limitada!

Y yo,
En consonancia y armonía,
¡En sinfónica alegría!
Repitiendo al unísono obediente:

¡Arriba esas copas!
¡Arriba ese ánimo!

¡Fe, amor y esperanza!

La triple frontera
De simplezas consensuadas

¡Oh…!
Dios del nihilismo,
O de la nada profana

¡Oh…!
Dios del ascetismo,
O de la nada sagrada

¡Oh…!
Desierto líquido que creces,
(Que todo lo arrastras y entumeces)

¡Oh…!
Fatalidad
(Que cumples tu destino de grandeza)

¡Oh…!
Paradojas
(Del hombre sin sentido)

¡Oh…!
Soledad
(Que todo lo tejes y entretejes)
...
Río Gallegos, 21 de diciembre de 2009
© Todos los derechos reservados
...

3 comentarios:

SILOE dijo...

Hola Luis... no deso comentar tu escrito hoy, lo hare despues cuando haya releido varias veces que no quiero ser inexata.
Pasate por mi blog y dime que opinas de esto.
http://sombradesiloe.blogspot.com/2009/12/tiempo-de-adviento.html
Feliz Navidad, un fuerte abrazo que diluya tu soledad.
Reme.

Silvia Loustau dijo...

Luis, no voy a hacer un comentario crítico de tu poema; no puedo tomar distancia, ya que decis lo que siento, ese enterno retorno a ponerse una sonrisa de Navidad y Fin de Año. Al menos, hace ya unos años lo he resuelto, pero, tambien como Loba esteparia, me molesta ese clima de falsa fellicidad. Un abrazo desde mi ciudad marina,

Silvia Loustau

ivan dijo...

Navidad comienza el negocio.

Cuanta hipocresia en torno a estas fiestas y que bien viene el nihilismo para custionarlas.

Te deseo feliz año, te lo deseo de verdad.

Un abrazo.