jueves, 21 de mayo de 2009

LA DIOSA RAZÓN

...
...
A Julieta.
En su búsqueda incesante del ser
...
NOS CIRCUNDA la noche del sentido,
La ceguera en todos sus matices.
Caminamos desnudos e infelices
Susurrando un dolor inadvertido.

Percibimos la luz y no la sombra.
Las cenizas, el humo y no los fuegos,
Los inútiles trinos y no los ruegos
Que señalan la culpa que nos nombra.

Cegados por valores infrahumanos
Negamos el desierto a nuestro paso,
A la tierra que muere de un zarpazo

Por la diosa razón de crueles manos.
Mueren especies, ríos y pantanos;
Muere la vida, muere..., en el ocaso.
...
Río Gallegos, 21 de mayo de 2009
© Todos los derechos reservados
...

3 comentarios:

SILOE dijo...

¿Acaso lo más cierto que tenemos desde que nacemos no es la muerte?... Quiza esa certeza nos ciega, sin pensar en perpetuarnos... en hacer del mundo un hogar para nuestra descendencia, que nos hace vencer a la muerte...
Consigues hacerme filosofar... un beso, Reme.

Luis dijo...

Tal vez Reme, tal vez.
Pero también la certeza de la muerte nos podría liberar, obligándonos a tomar distancia de lo puramente material finito y a sumergirnos en lo eterno infinito como es el amor o la vida misma en su constante renovación.

A veces creo que una de las razones que podrían condicionan el accionar ciego del hombre actual es su desvinculación con lo sagrado; ese hiato, ese no vínculo con la divinidad que caracteriza y define a nuestro tiempo.

Hoy el hombre está “fabricado” para tener a una visión fragmentaria de la vida y del mundo; para diluirse irreflexivamente en la sola facticidad cotidiana: profana, material, egotista, hedonista, que conduce inexorablemente al vacío, al nihilismo, y cuya consecuencia es, entre otras, el deterioro ambiental constante a niveles alarmantes. Y no hablemos de las depresiones, el suicidio, los asesinatos, las violaciones, la corrupción, la drogadicción, etc…

Gracias Reme por tu comentario.

SILOE dijo...

Lo sagrado de la vida es la misma vida en estado puro... sin envoltorios, sin esquemas ni medidas.., nacemos a un mundo de convencionalismos que desvirtua la evolucion, nos enseñan a seguir una serie de normas y esquemas que desvirtuan de raiz la esencia de la vida..
Con ese panorama es logico que mentes mas debiles, o sensibilidades extremas se dejen vencer por la droga, la falta de respeto de las demas vidas, y caer en drepesión...
En un mundo donde aparentemete es dulce vivir es cuando mas dura se hace la vida...
Sobrevivir a la presion mediatica es toda una epopeya...
Me encanta dialogar contigo, Reme