viernes, 24 de julio de 2009

UN PEDAZO DE REZO

...

...
Somos apenas sustancias hechas de dudas, irrealidades, tanteos, sueños, angustia, misterio…

Nuestra existencia es un tablado donde juegan sus roles estelares la simulación y el autoengaño.

Nos movemos por la vida arrastrando nuestro propio hastío; nuestro asco metafísico a todos los vacíos del mundo que se concentran en nosotros mismos.

Nuestra propia lucidez es una carga adicional que suma densidad a nuestra soledad: aísla e integra; esclaviza y libera; acongoja y nos recubre de una triste melancolía; triste como la felicidad de los poetas.

Recubrimos nuestras vacuas estupideces con disfraces que imitamos y que todos imitan.

Nuestras distracciones cotidianas nos sumergen aún más en la no existencia; en el mecanicismo irreflexivo de los que ignoran; en la estupidez consensuada que impulsa nuestro vuelo sin alas hacia el vacío.

Nuestra distancia con el infinito es infinita; con lo inmediato, inmediata.

Vivimos en el fragmento del microcosmos girando alrededor de un centro inexistente.

Procedemos como las moscas que en vuelo grupal revolotean a baja altura y, por algún designio divino que ignoramos, se posan sobre la carroña como el mejor de los manjares.

Porque somos del tamaño de lo que vemos, y no del tamaño de nuestras alturas

Versos que esconden verdades inconmensurables. Son como un pedazo de rezo para el alma.
...
Río Gallegos, o9 de Mayo de 2009
© Todos los derechos reservados
...

5 comentarios:

SILOE dijo...

La esencia de lo que hoy te leo me sobrecoje...
Creo que escribes desde el pesimismo mas tremendo que creo recordarte, no me parece malo, me parece que hay mas prismas con los que mirar, yo miro a veces con muchisima tristeza, de hecho casi todo lo que escribo sale de mis dedos desde un estado de tristeza infinita...( no se bien por que)... pero a ratos, ( los menos) tengo una especie de rayo que ilumina la bondad el mundo, y aparco las miserias y solo comtemplo la luz que desprende una flor, o la dulce sonsira de un niño y entonces casi alcanzo a comprende el por que nos afanamos en segui caminando.
No dejes de caminar, me uno a tu rezo y pido a Dios que nos ayude a aparcar miserias y que solo nos llegue lo sublime de lo humano.
Reme.

teresa coraspe dijo...

Es una profunda reflexión ante el tiempo en que vivimos; de alguna manera, esto sentimos a diario, los que, no conformes, aspiramos el vuelo más alto.
Un abrazo en la amistad. Teresa.
www.teresaeneltiempo.blogspot.com
Ojo de Buho en: www.arteliteral.com

Luis dijo...

Querida SILOE:

Ante que nada deseo agradecer como siempre lo hago tus sinceros comentarios.
Voy a responder a tu preocupación (no sé si es esta la palabra justa) con las palabras de Dante Alighieri.
Dice Dante en El Convite (2, I, 14-15):

“Y por esto, si los demás sentidos son más difíciles de entender que el literal —como en realidad sucede— sería irracional pasar a su explicitación sin antes demostrar el sentido literal. Por estas razones, yo en cada canción expondré el sentido literal y después explicaré su alegoría, esto es, la verdad oculta, y a veces tocaré incidentalmente los demás sentidos, según las conveniencias de lugar y tiempo”.
Y también (2, XI, 8-10) agrega:

“Si, por ventura, sucede que llegues a donde hay personas que te parezcan dudar de tus razones, no te amilanes, sino diles: Si no ves mi bondad [lo cual equivaldría a un sentido moral, pero que Dante suma en el alegórico], reparad al menos en mi belleza […] que es grande tanto por la sintaxis, que pertenece a los gramáticos, como por la disposición del discurso, que pertenece a los retóricos, como por la armonía de sus partes, que pertenece a los músicos.”
Además en la Epístola al Can Grande de la Scala (20), dice:

“Para aclarar los puntos indicado, hay que advertir que el sentido de esta obra no es único, sino plural [polysemos], es decir, tiene muchos sentidos; el primer significado arranca del texto literal, el segundo deriva de lo significado por el texto. El primero se llama sentido literal; el segundo alegórico o místico”

Querida SILOE: Estas reflexiones de Dante —que comparto absolutamente— no desean negar o contradecir las tuyas que nacen de un corazón noble, pues ¿Quién pude asegurarnos dónde se encuentra la verdad, por más que sea Dante quien lo insinúe?
Gracias por leerme.

Querida TERESA CARASPE:
Es tan sublime compartir las mismas esferas donde descansan los valores y las percepciones más sutiles. Es como sentirse compañeros de viaje desde la eternidad y para la eternidad.
Gracias

SILOE dijo...

Muchas gracias Luis, por tu documentada respuesta...
Me siento abrumada por la atención que me dedicas, un beso, Reme.

Luis dijo...

Querida SILOE.

¡Duda siempre duda!

Cualquiera que lea el mensaje anterior (que responde al tuyo primero), podría suponer que he leído la obra completa de Dante ¡Error!
Lo único que he leído es la Divina Comedia, y no en verso sino en prosa (que es lo mismo que no leerla)

Tengo una versión completa en Italiano editada por la Società Editrice Dante Alighieri donada por un escalador del Trentino; pero mi italiano es tan elemental que me impide leerla como debiera (tan sólo recito algunos tercetos para sentir la musicalidad de sus rimas).

Los párrafos que te transcribí son copias textuales sacadas del libro “Últimas Inquisiciones” del sacerdote argentino Ignacio Navarro.

(Ignacio J. Navarro, por si te interesa, se ha animado a reunir en este libro a dos escritores, Borges y Von Balthasar, a través de la forma narrativa —en la que no está ausente una ficción que admite el misterio— y de elementos de ensayo. Borges y Von Balthasar son fraternizados; mejor dicho: Navarro nos muestra que fueron fraternos.

A partir de las voces del escritor argentino y del teólogo suizo, entrelazadas con la voz de Navarro, una gran cantidad de autores de todas las épocas son convocados en este texto para aportar su propia palabra.

El resultado es que esta amistad de los hermanos mayores alegra al lector y le brinda paz, tal como ocurre cuando la erudición y la especulación conceptual junto con la narración y la ficción equivalen a una meditación)

Volviendo al comienzo de este escrito: soy apenas un errante arquitecto que camina como un sonámbulo y que nada sabe. Es tan cierto esto que me incomoda decirlo. Suena como una falsa modestia para simular una humildad que no poseo. No te guíes por las apariencias

¡Duda! Siempre duda. Un beso amiga transatlántica