sábado, 18 de julio de 2009

EL PODER Y LA ROSA

...

....
Mientras unos se debaten
Masticándose los sesos,

Revolcándose engarzados
Entre el guano mal oliente
De los gansos y los cerdos.

Mientras otros con descaro
Entrelazan sus cabezas
Junto al pozo sordo y ciego
De los ídolos fecales,
De los fetos acallados,
De los sémenes vacíos…

Salpicando sus miradas
Con impúdicos espasmos…

Mientras esto y más sucede…

Me detiene embelesado
Una rosa entre mis pasos,

Y un gusano trepador
Zigzagueando las espinas de su tallo.
...
Río Gallegos, mayo de 2008
© Todos los derechos reservados
...

3 comentarios:

I AM dijo...

Me quedo con la imagen del gusano trepando por la belleza esquivando las espinas.

Saludos

Luis dijo...

Si te quedas con esa imagen, I AM, es porque te decides por la Belleza.

Este poema es un canto (o un grito) a la eterna dualidad dentro de lo Ético, Estético, Teológico...: Bueno-Malo, Bello-Feo, Sagrado-Profano...etc.

Que las espinas no te lastimen y tengas un buen Domingo.

SILOE dijo...

La dualidad de la vida es un echo irrevocable, para que nazca una hermosa flor necesita del abono, que su tierra sea regada y fertilizada...
Para que una mente lucida produzca ideas sublimes es necesario que pase antes por el duro aprendizaje de vivir.
Un poema muy interesante, Reme.