sábado, 28 de febrero de 2009

LA MUERTE

...

.
Inmune a los halagos y al reproche,
Extraña a la piedad y rebeldía,
Infausta con su trágica armonía,
La muerte nos circunda día y noche.

Su gracia esquiva entrelazada en verso
Libra de carga y agiliza el paso.
Con sus dos manos lleva hacia el ocaso:
Al sabio, al moro, al necio y al converso.
...
Mal tratada por un terror mutable;
Mal querida por un temblor que niega,
O temida por el metal que siega,

Calla la muerte, impune e inmutable.
Sea de luz o de silencio sea,
Es de muerte la esencia que pasea.
...
Punta Arenas, Chile, 27 de febrero de 2009
© Todos los derechos reservados
...

2 comentarios:

Jaime Gonzalo Cordero (www.escritordeoficio.com) dijo...

Herrero, muy buen soneto. Me ha alegrado ver que aún se cultivan las formas del Siglo de Oro. La eternidad del tema que tratas lo permite. ¿Has publicado más poemas, aparte de los que podemos leer aquí? Gracias por dar noticia de tu blog.

Silvia Loustau dijo...

Excelente soneto.El anteúltimo terceto contiene metáforas que enriquecen la lectura. Espero más.Un saludo desde mi ciudad marina,


Silvia Loustau

www.silvialoustau.blogspot.com